Newsletter

El reto del cumplimiento de la Directiva Marco Europea en Saneamiento

El reto del cumplimiento de la Directiva Marco Europea en la dotación de infraestructuras de saneamiento en España-por Fernando Morcillo


Revista RETEMA, enero-febrero 2014 

 

Nuestro país es líder en servicios urbanos del agua, en cuanto a tecnología, calidad y coste, siendo la asignatura pendiente la depuración de las aguas residuales. A pesar del esfuerzo realizado en los últimos años dotándonos de un excelente parque de depuradoras, seguimos sin cumplir los objetivos fijados por la Unión Europea. Este incumplimiento nos podría salir caro, pues España presumiblemente podría ser obligada a pagar una multa variable, entre 3 y 186 millones de euros anuales debido a los procedimientos sancionadores abiertos por la Comisión Europea.

En el año 2007, el total presupuestario del denominado Plan Nacional de Calidad de las Aguas, ascendía a 19.000 millones de euros, de los que hasta ahora se ha ejecutado solo una pequeña proporción. Dada la falta de capacidad inversora de la Administración Pública, no hay muchas posibilidades de atender estas necesidades con los presupuestos públicos (central, autonómicos o locales), y ya sabemos que Europa no va a aportar ayudas a través de fondos de cohesión pues estos apuntan a otros países de reciente incorporación a la Unión. Pocas salidas se vislumbran salvo el que el ciudadano usuario los asuma, vía tarifa.

 

Desde el MAGRAMA estiman que para hacer frente a las exigencias europeas en materia de depuración se tendrían que invertir (el plazo inicial era el 2015) entre 7.500 y 10.000 millones de euros en infraestructuras de saneamiento y depuración, aunque hasta ahora ya se haya ejecutado un porcentaje cercano al 50%.

 

Accede al resto del artículo