Newsletter

"El problema futuro serán las megalópolis"

22.03.2011 | Madrid | Cinco Días.- Este ingeniero de caminos lleva más de 30 años en el sector del agua. Ha sido alto cargo en el Canal de Isabel II y en Agbar. En 2008 presidió la Expo de Zaragoza.


¿Qué retos plantea el alza de población urbana para la gestión del agua?

Lo primero que hay que decir es que el agua es un recurso esencial para la vida y para el progreso y que tiene apellido. Es fundamental diferenciar el uso urbano del uso industrial. No hay posibilidad de tener grandes ciudades sin agua, deben de tener garantía total de suministro. El problema es que la distribución se concentra en megalópolis.


En unos 30 años, más del 50% de las ciudades de todo el mundo tendrán más de un millón de habitantes. En su mayoría serán ciudades cercanas a la costa, a menos de 100 kilómetros del mar. Pero el agua no está en la costa, sino en el interior. Las fuentes de suministro son distintas y distantes de la población, de modo que una de las claves será el transporte de agua.


¿Habrá que recurrir en el futuro a los trasvases?

Todas las soluciones son posibles.


El incremento en el consumo de agua conlleva el crecimiento de las aguas residuales...

Soltamos la misma proporción de agua que la que entra en las ciudades, solo que sale sucia. En cualquier caso, el primer reto es el abastecimiento seguro y garantizado, que exista y que sea de calidad.


El segundo es que el acceso debe de ser universal. Cerca de 1.000 millones de personas en el mundo no tienen ni alimentación ni agua ni educación. Se necesitarían 200.000 millones de dólares durante los próximos cinco años para solucionar los problemas de abastecimiento de agua en todo el mundo.


¿Cuál es el reto en aquellos países donde el abastecimiento ya está garantizado?

España, por ejemplo, ha hecho un esfuerzo inmenso en depuración y hoy el problema está resuelto, pero hay una carencia absoluta de alcantarillado por falta de fondos. Por ello es necesario poner precio al servicio, un problema que aún no se ha abordado. Hoy en España el precio que pagamos por el agua está hasta un 20% por debajo de los costes reales de producción.


¿Qué problemas plantea el desarrollo urbanístico?

Es necesario planificarlo con tiempo para aportar soluciones.


¿Gestión pública o privada?

Es un debate semántico. No es verdad que lo público sea intrínsecamente malo y lo privado intrínsecamente bueno. El control del servicio debe de ser público, pero la prestación puede ser pública o privada.